No tienes que decirme lo hermoso que es el, lo perfectos que es, lo que sientes cuando lo abrazas, lo dulce que es su voz, lo frió que son sus gritos cuando haces algo mal y lo tierna que es su mirada, porque yo también lo sé, yo también lo veo y siento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario